Las prótesis dentales removibles son aquellas que se realizan para rehabilitar una, varias o todas las piezas perdidas. Son removibles debido a que el paciente puede sacarlas y volver ponerlas en boca. Pueden ser totales o parciales.

PRÓTESIS DENTAL TOTAL: se realiza cuando el paciente no tiene ningún diente, siendo por tanto mucosoportadas al carecer de dientes para la retención. Pueden ser unimaxilares o bimaxilares; es decir, superior, inferior, o ambas. En este tipo de prótesis, es necesario el logro de un equilibrio oclusal de la articulación superior con la inferior, teniendo en cuenta los movimientos mandibulares, la masticación y la estabilidad de la prótesis. Se realizan de acrílico.

PRÓTESIS DENTAL PARCIAL: se realiza cuando el paciente aún conserva algunas piezas dentarias en boca, siendo por tanto dentomucosoportadas; es decir, se sujetan tanto en los dientes como en la mucosa. Se confeccionan con una estructura metálica colada (base metálica) y sobre ella, los dientes y encía de resina acrílica.

Compartir:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someonePrint this page